Roberto Retamoso comenzó a estudiar Letras en la Universidad  Nacional de Rosario porque quería escribir aunque después, asegura, se fue inclinando al hecho de dar clases y ser profesor “La carrera me generó una especie de autocontrol excesivo porque no me animaba a publicar mis escritos hasta que luego empecé a hacerlo. El primer libro que edité es del año 1995, es un libro de ensayos y recién en el 2007 publiqué mi primer libro de poemas que era la parte más íntima y que más me costó mostrar”.

Se doctoró en Letras por la misma universidad. Actualmente se desempeña como profesor en las Escuelas de Letras y Comunicación Social.

Para su último libro eligió como título: “Apuntes de Literatura Argentina”. Al respecto nos comenta: “Es un título un tanto irónico porque a mí no me gustan ni los escritores ni los profesores que se creen el centro del mundo. Esa clase de autores le hubiesen puesto a un libro como este “ensayos” que es una palabra más prestigiosa, o tal vez “tratado” o “estudio”. En cambio “apuntes” da la idea de un trazo más rápido, más superficial. Con eso yo trato de decir que las cosas que escribí son como notas rápidas, con un cierto grado de provisoriedad, más inconclusas, inacabadas.

El libro incluye escritores como Jorge Luis Borges, Leopoldo Marechal, Oliverio Girondo, Silvina Ocampo y Aldo Oliva, gran escritor rosarino. Cuando le preguntamos acerca de las razones de la elección de estos autores, responde como buen lector: “los autores que analizo y que trato en este libro son los autores que a mí siempre me ha gustado leer, parto de una cuestión que es puramente subjetiva, son mis gustos personales”.

Eso sí, Retamoso sabe, dentro de sus gustos, darle el lugar que merece a la literatura local. Y así vuelve a surgir el Retamoso escritor, no ya orientado por sus inclinaciones personales sino por la necesidad de reivindicar nuestra literatura. El libro tiene toda una serie de textos que pertenecen a escritores rosarinos: “Eso ya no fue una cuestión de gusto, sino de “política de lectura” en el sentido de que siempre los estudios de la literatura argentina se hacen desde la perspectiva de Buenos Aires. Entonces la literatura argentina termina confundiéndose con la literatura escrita en Buenos Aires. Y así como tomo a Oliva, tomo a otros escritores anteriores como Arturo Fruttero o Felipe Aldana que fueron precursores, de los que muy poca gente se acuerda y que realmente están a la altura de escritores que figuran en el canon literario. Así que eso fue algo deliberado y como un modo de recuperar la escritura de la ciudad.”

Y para finalizar, Ineditadas quiso saber: ¿Qué libro no podemos dejar de leer? “Para los amantes de las novelas, les recomendaría Rojo y Negro de Stendhal que es una novela extraordinaria, es uno de los más grandes novelistas de la historia de la literatura. Una novela maravillosa”

Por Rosario Spina

[box type=”info”]”Se autoriza la difusión parcial o total de este material citando la fuente”[/box]