Como cada noviembre, Alfaguara (que incluye los sellos Taurus, Aguilar, Suma y Punto de Lectura) despide el año celebrando un desayuno con la presencia de autores, editores y libreros de toda la provincia de Santa Fe. Igual que en reuniones anteriores, este año el lugar escogido fueron los Silos Davis, donde cada encargado editorial repasó los principales títulos y adelantó las novedades para este cada vez más cercano 2014.

Por Luciana Susco.

leer es sxy

Graciela Ramos: La nueva figura

Graciela Ramos no es lo que llamaríamos una novata. Tiene publicadas dos novelas y es parte del selecto y prolífero grupo de autoras cordobesas de literatura romántica/histórica que incluye, entre otras, a Bonelli, Rivero y Exilart. Sin embargo es su último libro, Lágrimas de la Revolución, que la proyectó como la gran apuesta dentro del género que ya tiene millones de seguidoras a nivel nacional. Publicado por Alfaguara, Ramos estuvo en Rosario presentándolo en el marco del Desayuno de su nuevo sello editorial.

Lágrimas de la Revolución relata las vicisitudes de Valentino, un italiano y Rosarito, española de nacimiento, que deben defender su relación a través de los turbulentos años de la emancipación americana. Amor y lágrimas, muchas lágrimas, son de esperarse hasta llegar a esos épicos finales que toda lectora empedernida desea casi con desesperación, aunque también, se trata de una trama con condimentos diferentes y muy personales que entusiasmó a seguidores y críticos por igual.

El primer gran acierto fueron los protagonistas: jóvenes casi adolescentes e inmigrantes, lo que aporta una nueva y refrescante perspectiva en las novelas de índole romántica. “La historia de los inmigrantes es la historia de todos, por eso fue contarla desde ese lugar. Además quise que los personajes fueran lo más humanos posible. No hay buenos o malos. Hasta las lectoras me decían que por más que querían no podían odiar al villano. ¡Era el que más les gustó!”, dijo Ramos con absoluta simpatía explicando su original decisión. La autora buscó también incorporar otras temáticas nunca antes trabajadas desde el rigor histórico como las adicciones y el síndrome de Down. Las recetas de cocina son otro guiño de la cordobesa que dedica horas a esta actividad y que jura haber probado todas durante la escritura menos una: el afamado guiso de lechuza que quedó pendiente puramente por razones prácticas.

Buena discípula de sus coterráneas Cristina Bajo y Cristina Loza y excelente embajadora de las nuevas letras de Córdoba. Ramos brilló en la visita con su carisma, firmó libros y se sacó fotos con todos los presentes. Toda una revelación del 2013.

libros

Lo que se viene

Para las novedades de diciembre, Alfaguara reservó lo último del español Arturo Pérez-Reverte, El francotirador paciente. La historia tiene como protagonistas a un artista urbano famoso aunque anónimo (imaginen una suerte de Banksy), una experta en arte que desea localizarlo y un grupo de sicarios que le siguen la pista. Esperen una trama de intriga al mejor estilo de este bestseller internacional.

Sumándose a las ventas de fin de año, Florencia Bonelli vuelve a estrenar libro, aunque deja nuevamente a sus fans esperando, ya que se trata de un infantil (muy infantil) llamado Cuentos para Felipe. Paciencia bonellistas porque no hay ni noticias de que una nueva novela romántica se esté escribiendo. Otro regreso igual de esperado (e igual de desconcertante): Elizabeth Gilbert, la autora que encabezó por dos años seguidos la lista de Alfaguara de lo más vendido con Comer, Rezar, Amar, hace su retorno a la literatura. Se trata de La firma de todas las cosas, una novela histórica de tamaño intimidante (casi 650 páginas). Las lectoras que se enamoraron de Gilbert a través de su historia (llevada al cine por Julia Roberts y que concluyó con Comprometida) no esperen que se repita la fórmula, aunque sí muchos de los recursos narrativos de los que se vale la autora: la historia de amor, paisajes exóticos, personajes fascinantes y una heroína apasionada.

Finalmente, Alfaguara promete un próximo año muy especial ya que se celebran cien años del nacimiento de Julio Cortázar, el genial
escritor cuya obra cumbre, Rayuela, sopló las cincuenta velitas con una edición aniversario publicada recientemente. Otra novela clave para los lectores de habla hispana, Como agua para chocolate de Laura Esquivel, tendrá en el 2014 su propio homenaje al cumplirse veinticinco años de su lanzamiento.

El 2013 ya casi se termina pero este grupo editorial renueva la apuesta y propone seguir con mucha expectativa las novedades y sorpresas que nos tienen reservadas en su catálogo.

Para más info: www.alfaguara.com/ar