La propuesta tiene como objetivo acercar películas y documentales a niños y adultos. El cine recorrerá distintos puntos de la ciudad. Es una iniciativa de la edila Julia Bonifacio.

Por Maite Inchausti.

pochoclo

Se intenta con este proyecto difundir el séptimo arte en los barrios que no tienen salas de proyección y no cuentan con los recursos económicos para acceder a ellas. “El espíritu del Cine Móvil es unir y vivir una experiencia comunitaria única. Con esta iniciativa también buscamos generar una fuente riquísima de información y de cultura que permita entrar en el conocimiento y estudio de nuestra sociedad”, apuntó la concejala Bonifacio.

Con acceso libre y gratuito, el cine movil podrá proyectarse en espacios abiertos y cerrados y podrá sumar a la iniciativa a colegios, jardines de infantes, vecinales, clubes, centros de día para adultos mayores y toda persona que desee disfrutar del séptimo arte. La planificación correrá por cuenta de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario, como alguna vez ocurrió con los ciclos de “Cine a la reposera” que se realizaban en distintos puntos de la ciudad en las noches de verano.

De esta forma, Rosario se suma a las ciudades y provincias que llevan las proyecciones a barrios carenciados. En Fray Luis Beltrán se desarrolla esta actividad y ofrecen chocolate caliente y pochoclo a quienes no tienen la oportunidad de acercarse a las salas tradicionales. También en localidades de Tucumán, Salta, Mendoza y Entre Rios son de la partida, bajo la premisa de compartir un espacio de cultura, diversión y aprendizaje.