Sin título
Por Rosario Spina.

Hay una pileta que desde el piso 9º es turquesa y donde dos nenes, ahora, se lanzan alternadamente.

— ¿Hay una ciudad en España que se llama Córdoba? — pregunta uno. El otro duda. Se ríe. No sabe. Finalmente dice que no. Entonces el mayor le da una palmada y hace que el pequeño —el que erró la respuesta— se lance sin chistar. Desde la ventana de mi escritorio el agua es un espejo que estalla en ondulaciones. Las carcajadas acompañan el chapoteo y se oyen nítidas, limpias como esa agua.

Hace dos años atrás también nosotras nos hacíamos preguntas, nos reíamos y sobre todo, no teníamos ni la menor idea de las respuestas. “No hay que escapar ni perseguir al caballo del deseo. Solo hay que cabalgarlo” dice el personaje de un cuento de Enrique Symns. Por suerte la mano de una empujó a la otra. Sin saber si había agua o riendas. Sin siquiera la seguridad de una toalla por si no alcanzaba el sol.

Just do it reza el eslogan de Nike sintetizando una idea que no debería estar patentada. Sólo hazlo. Lanzáte, mandáte. Hacé rodar tu deseo.

Nosotras nos tiramos a la pileta. Y hoy brindamos por un 2015 repleto de palmadas amigas empujando a lo desconocido.

¡Te invitamos a leer la revista aquí!