La escritora rosarina Verónica Laurino presentó su última novela Jardines del Infierno el viernes pasado, en el marco del lanzamiento de la Editorial Erizo.

El lanzamiento de la editorial, de este libro y de Diarios de Viaje escrito por Fernando Callero se realizó en el Centro Cultural Parque de España con una sala casi repleta.

Por Rosario Spina

jardines del infierno

 Jardines del Infierno

Verónica comenzó agradeciendo a cada una de las personas que ayudaron a la edición y publicación de este nuevo libro. Y además, claro, a los afectos. Pero prefirió no nombrar de a uno porque, aseguró, “le llevaría toda la noche”.

En cuanto al proceso de escritura, cuenta Verónica, el comienzo coincide con el nacimiento de su sobrino más chico. Ella visita a su hermana y en ese viaje empieza a escribir. “La idea surge con un hecho fortuito que me contó mi cuñado. Me dijo que existe un lugar que se llama Infierno. Entonces yo pensé qué cosa terrible sería vivir allí. Me contó que en ese lugar había habido una gran cantidad de muertos durante una guerra y ni siquiera habían alcanzado a sepultarlos. Entonces a mí se me ocurrió instalarle un jardín arriba, que es como una metáfora. De esa manera arrancó la novela, con ese viaje.”

Pero la producción de esta obra siguiendo una línea conocidísima para la gran mayoría de los escritoresno fue sencilla:Una empieza una novela con un entusiasmo terrible y después llega un momento en que se cansa. Y es el momento que comienza a pensar si ese texto vale la pena, o si es una porquería. Una se hace un montón de cuestionamientos y ahí generalmente recurre a alguien y pregunta: ¿esto es una porquería? Depende la respuesta del otro, que en mi caso fueron unos cuantos, una sigue o no. Pero el que más definió el asunto fue Marcelo Scalona. Porque yo quería mandarla a una beca que consistía en el proyecto de escribir una novela y para eso necesitaba un tutor. Armamos la propuesta, gané la beca y de esa manera continué con el proceso de la escritura de este libro.

Hoy su sobrino, quien nacía junto a la idea de esta novela, ya es un niño que cursa probablemente los primeros años de la escuela primaria. El viernes a la noche estuvo en primera fila escuchando a su tía relatar los difíciles caminos que puede recorrer un texto antes de llegar a su publicación, leyendo fragmentos de su “Jardines del Infierno” y finalmente invitando al lectorconsciente de que todo escrito nunca se agota en el autor a hacer su propia lectura:

Este es el momento en que la novela deja de ser mía para convertirse en algo para ustedes, para los que la vayan a leer. Yo tengo la teoría de que uno escribe pero el lector luego entiende lo que quiere entender. Por más que uno se esfuerce en escribirlo y en pensarlo el lector tiene la libertad de leer su propia novela, de interpretarla de la manera más diferente posible del autor. Varias veces me han dado unas devoluciones que yo creo no haber escrito en esta novela…Así que ustedes la leerán y seguramente la interpretarán como quieran.

Editorial Erizo

Erizo EditoraLa Editorial nace de la mano de dos personas con gran experiencia en este terreno: Gervasio Monchietti y Lucas Collosa. Los dos libros presentados el viernes, contaron sus editores, forman parte de una colección llamada Diásporas que tiene que ver con el viaje. Los libros, aclararon, salen en parte gracias al apoyo del subsidio de Espacio Santafesino, quien da el puntapié inicial para el apoyo de este proyecto.

La Editorial ya tiene en marcha nuevas ediciones. Cuenta Lucas al respecto: Tenemos en marcha el proyecto de un libro de poetas santafesinos contemporáneos y un libro de poetas finlandeses contemporáneos nacidos después de los 70, que fue también publicado en Finlandia por una editorial llamada Caru Cartonera. A mitad de año presentaremos el libro de Petula: Goebbels Blues que es el tercero de la colección Diásporas”.

La idea que tienen acerca de esta nueva propuesta es publicar autores contemporáneos con una estética fresca y colorida.

Nada mejor que estos proyectos para dar a conocer escritores rosarinos, nacionales o internacionales, fuera de las líneas editoriales a las que nos tiene acostumbrado el mercado quien ya lo sabemos no siempre garantizará calidad literaria. Enhorabuena por los proyectos de la ciudad. Y por  l@s lector@s, por supuesto.

En Rosario los libros de Erizo Editora se podrán comprar en Buchín (Entre Ríos 735), Oliva (Entre Ríos 548), Club Editorial Río Paraná (Vélez Sarsfield 395) y Librería El Lugar (9 de Julio 1389). Además se harán entregas a domicilio. En la ciudad de Santa Fe pueden conseguirse en la librería Palabras Andantes.