Esta tarde, a las 15 y a las 18 hs, en el Museo del Diario La Capital se presenta la película VIUDAS con audiodescripción para ciegos, de la mano del Instituto Centro Braille Rosario, el ISET 18, el MDLC y la Secretaría de Cultura de la Municipalidad.

Desde IneditadaS queremos contarte esta genial idea de Elena Marull, gestora del proyecto que surge al ver la necesidad de implementar la audiodescripción en su trabajo con alumnos ciegos ya que de otra forma estas personas no pueden acceder y disfrutar completamente de una película.

Elena es una rosarina analista en diseño digital y madre de dos hijos. Una comprometida con las dificultades que viven las personas con discapacidad y sobre todo, alguien que supo acompañarse de la gente indicada para poner en funcionamiento esta gran idea que es totalmente novedosa en Latinoamérica.

“Elena es una persona absolutamente solidaria y toda su vida estuvo ligada a ayudar a quien necesitara cualquier cosa, y así fue manejándose siempre” nos cuenta Mariel Massari, directora del Centro Braille e integrante del proyecto que cuenta con ocho películas descriptas, todas argentinas y en general, muy actuales.

 En la elección de los filmes buscamos que sean lo más actuales posibles ya que eso es importante para el discapacitado. Que además de poder acceder a la película pueda comentarla con su entorno”  nos cuenta Elena y recuerda algunas cuestiones divertidas sobre todo al momento de la descripción, cuando luego de pasar horas y horas mirando la película elegida se armaban grandes debates sobre lo que debería ir o no en el guión. Siempre tratando de que no se colara la subjetividad propia y las miradas personales sobre lo que estaban describiendo.

Y de esos momentos surgen anécdotas del grupo, que de solo evocarlas les hacen esbozar sonrisas. Mariela Rondelli recuerda el momento de la descripción de “El secreto de sus ojos”  y nos cuenta: “Por ejemplo, poníamos: “mira una biblioteca llena de libros” y Pablo y Alejandro luego nos decían: –  pero si es biblioteca está llena de libros. Si no, son estantes. Cuestiones que resultan obvias pero en ese momento, y en la primera instancia de la creación del guión, han surgido muchas veces” asegura.

Pablo y Alejandro son dos discapacitados visuales que también se unen al proyecto para ayudar en la corrección. Y éste es un punto muy importante ya que desde su discapacidad pueden orientar y corregir cuestiones precisas que un vidente muchas veces pasa por alto.

Alejandro nos cuenta que llega al Centro Braille a raíz de un desprendimiento de las retinas y luego de varias cirugías. Gracias al Centro pudo rehabilitarse y ese agradecimiento volvió en forma de colaboración:

“Salí de ese momento y después no veía la forma de cómo devolver lo que el Centro me había entregado a mí. Entonces quise colaborar con lo que sé, que es algo de computación. Además, puedo ayudar a quienes están en el Centro, no como un profesor sino como un par, alguien que vivió lo mismo. Luego llega Elena con esta propuesta y así fue cómo comenzamos”

Balances

 Y haciendo un balance Mariela nos comenta: Ser parte de este proyecto es algo muy agradable y de un aprendizaje impresionante. Todo fue surgiendo y de a poco cada uno fue tomando su rol particular: Elena se encarga de dirigirlo, yo hago el guión, Pablo y Alejandro corrigen con Mariel, Ricardo aporta los estudiantes de la carrera de Locución del ISET 18 para las voces.

 Lo que se llama un buen trabajo en conjunto…

 Por su parte, Mariel Massari destaca la capacidad inclusiva de este proyecto, ya que no sólo puede ser aprovechado por discapacitados visuales sino por gente de la tercera edad que se beneficia con la audiodescripción al aggiornarse en la historia, sobre todo en las tramas más complejas con idas y vueltas constantes entre  pasado y presente o a raíz de la poca visión producto de la edad.

Y Ricardo agrega, haciendo su balance, que no hay nada más maravilloso que hacer de la nada, cosas.

 

 Además de la audiodescripción de filmes, Elena nos adelanta que están trabajando también en otros productos culturales:

 “Estamos proyectando aplicar esta misma idea con el teatro, y el proyecto también incluye televisión, documentales. Me encantaría que todas las obras de teatro que vengan a Rosario lleven audiodescripción. Además, con el teatro es mucho más sencillo que lo que se necesita para armar una película, ya que la audiodescripción sería en vivo y en directo

 También ella hace su balance personal sobre este gran proyecto. Y afirma con seguridad, le da positivo.

Por Rosario Spina.