Entrevistamos a Lucila Cornejo (Buenos Aires – 1973) autora de Descalza, una novela que habla de mujeres que se animan al cambio. Cornejo estudió Administración de Empresas en la Universidad Católica Argentina. Esa carrera, asegura, le ha brindado la agudeza en la mirada y la capacidad de observar tendencias, grupos sociales y diferentes clases de comportamientos. Además, la ha ayudado a captar necesidades, no ya de consumo, sino, de alguna manera, necesidades emocionales.

 

lucila cornejo

¿Qué lugar tiene la escritura en tu vida? ¿Recordás alguna escena que podrías considerar “iniciática” en relación con la escritura?

– Si. Un viaje por Europa en el cual, después de recorrer durante dos meses con una amiga me quede un par de semanas sola. Recuerdo hasta el cuaderno que compré (y todavía conservo) y cómo sentí la necesidad de comenzar a expresar por escrito todo lo que habíamos vivido.

Si una lectora quisiera hacer un mapa de lectura luego de leer Descalza ¿qué autores contemporáneos (o no) relacionados con tu estilo les recomendarías?

-Varios….Claudia Ramos Bayona, Carolina Aguirre, Natalia Moret, Ana Guillot, por nombrar algunas mujeres argentinas y contemporáneas.

¿Creés que existe una literatura “femenina” en contraposición a una literatura “masculina”?

-Creo que existe literatura que consume más el universo femenino (entendido como mujeres y todos aquellos hombres que quieran conectar con ese costado) y otra el masculino. Todos tenemos en mayor o menor medida una combinación de ambos componentes.

Si la pregunta es si creo que existen libros para mujeres y otros para hombres, la respuesta es definitivamente no.

Si de pronto Descalza tuviera su secuela, ¿qué caminos podría tomar Victoria?

-Creo que Victoria se encontraría con el difícil trabajo de sostener y profundizar el camino que inició y mantener el equilibrio que logra al final de la historia. Cosa que, por supuesto, no le resultaría fácil.

¿Qué personajes femeninos de la literatura universal creés que lxs lectorxs podrían enlazar con ella?

– Creo que por debajo de esta historia tan actual y contemporánea late un personaje que se asemeja mucho a la mayoría de las heroínas clásicas de siempre. Aquellas que luchan por lo que quieren en un mundo adverso que no las comprende, con villanos y aliados incluidos, y también con sorpresas y secretos develados.

Al escribir la novela ¿qué clases de lectorxs imaginabas? ¿para quién escribías?

Para mujeres, todas, de todas las edades y niveles sociales, porque Descalza es una historia de búsqueda femenina con la que cualquier mujer podría sentirse identificada.

¿En qué proyectos trabajás actualmente?

-En una nueva novela, también acerca de una mujer. Otra, diferente a Victoria, y con una historia muy particular que la lleva a tomar un camino cuestionable para recuperar cierto standard de vida que alguna vez tuvo y perdió. Es también una búsqueda y un camino del héroe, pero esta vez mucho más polémico que el anterior.