Lucía Mezio es una fotógrafa rosarina encantada por los flashes y la moda. “Mi primera cámara llegó a los 10 de la mano de mi papá y de ahí  en adelante no paré de retratar amigos, viajes y momentos. Pero el interés por la fotografía de moda nació más tarde. Cuando vivía en Nueva Zelanda, hace unos tres años, me tocó compartir casa con una fotógrafa de moda de Inglaterra: Lara Parsons, y después de ser su asistente en un shooting para una revista, me enamoré de este mundo. Cuando regresé a Argentina tomé clases con Gustavo Goñi en Rosario y luego, ya viviendo en Buenos Aires, con Aldo Bressi y William Kano, dos increíbles maestros” nos cuenta.

Lucía Mezio

Hoy sigue recorriendo, junto a dos amigos, un proyecto personal de fotografía y arte. Sigue en marcha en este camino que inició, sin saberlo, cuando era una niña.

Lucia Mezzio

Sobre la producción

Lucía nos cuenta: “Esta producción de fotos fue un proyecto personal que realicé de la mano de William Kano. El reto fue animarse a algo nuevo. Lo nuevo siempre ayuda a abrir caminos diferentes a lo que estamos acostumbrados. Por eso elegí la estética punk. Nunca había trabajado con este movimiento ni tampoco soy de escuchar música punk. Así que durante dos semanas desayuné y almorcé punk; en mi iPod sonó Sex Pistols y The Ramones; trabajé con mi compañero ambientando mi cuarto para que se vea como una habitación londinense de los ´70.  Meterse en la foto, sentirla y captar su esencia es fundamental para un buen resultado. Cuando se tiene un concepto, una inspiración y te involucrás en la historia, nada puede salir mal. La buena onda, la energía positiva en el estudio y la conexión con el equipo nunca pueden faltar.”

Lucía Mezio