Mariu Couvert, Jor de la Torre, Mina Domínguez, Silvina Hamoui, Chinchu Moroni y Fabiola Pavetto son seis mujeres que conforman el círculo inicial de Rosario Solidaria. Un grupo humano unido para “ser nexo entre los que tienen una necesidad, y los que pueden brindar una ayuda”. Hacer por los demás. Ayudar. Nada más y nada menos.

¿Cómo hacen estas mujeres para hacer oír su voz y lograr tamaña tarea?

Implementando distintas campañas, tocando puertas y relacionando gente de todo tipo, nos cuentan.  Y no están solas, claro. La solidaridad se empezó a sentir desde un principio: “mucha gente colabora de manera esporádica en cada actividad. El staff se está ampliando y mucho, ya que se están sumando numerosos jóvenes interesados en ayudar y esto es fundamental para la idea original, que los jóvenes sean nuestro recurso humano principal”

El grupo, aunque joven (surgió en  junio del año pasado) ha tenido un gran impacto en la ciudad. Muchas situaciones las movilizaron a decir basta, hagamos algo: “La vocación de servicio en primer lugar. Además, ver tanta impericia, negligencia e ineficiencia de algunos dispositivos que teniendo la solución en la cara no la efectivizan. También la desidia, la poca gana de trabajar por los demás que vemos en muchos políticos, o tal vez incapacidad, porque las herramientas y los recursos muchas veces están, pero el individualismo y las banderas políticas pudren todo

 ¿Cómo surge la idea de Rosario Solidaria?

 “Hace rato que cada una por su lado participaba de acciones solidarias aisladas pero fue Jorgelina, compañera y líder del grupo, quien embarcó a varias amigas cercanas a participar de la cruzada nacional de Red Solidaria, que solicitaba cuadrados tejidos para confeccionar mantas y así abrigar a gente en situación de calle.  La solidaridad de la gente realmente desbordó las expectativas locales, entre todas juntaron miles, así que pronto germinó la idea de abrir el propio espacio de participación solidario, sin tener que depender de estructuras verticalistas que por ahí desvirtúan de cierta manera este tipo de tareas.  Así, nació esta organización, llena de sueños por cumplir y de deseos por paliar, tristezas, angustias y carencias ajenas que algún día pueden ser las nuestras propias” nos cuenta Mirna.

La primer tarea fue realizar una campaña de donaciones  de alimentos y ropa para las zonas afectadas del Volcán Puyehue.  “La colecta fue en el Monumento a la Bandera y muchísimos rosarinos se acercaron con sus donaciones. Fue algo muy lindo e inolvidable… ¡hacía un frío terrible!” recuerda Jorgelina.

¿Cómo se organizan? ¿Tienen roles definidos?

La verdad es que no, hay quien tira del carro con más ímpetu el día a día y las demás acompañan pero tiran también a su modo. Es una cuestión de personalidad y de cuan ocupada o no se esté en ese momento. Muchas trabajan, tienen horarios dispares y a veces se dificulta el encuentro. Si bien tratamos de tener reuniones semanales, hoy más que nada el mail y las redes sociales permiten estar siempre conectadas, y organizando tareas solidarias a corto y mediano plazo. Llegado el momento todas hacen a un lado todo, se ponen la camiseta y luchan para que la actividad que sea alcance el éxito. En esos momentos y para esas fechas cada una se compromete a realizar una tarea especial que queda bajo su responsabilidad.

¿Cuál fue la misión más importante que hayan vivido en el último tiempo? 

La misión siempre es la misma, ayudar al que lo necesita haciendo de puente entre la necesidad y la satisfacción de esa necesidad. Algo para destacar este año que pasó fue el Té a beneficio de Hoprome y de la Escuela Madre Teresa de Calcuta, ambas coordinadas por el Padre Santidrián, que ayudó a comprar 500 pares de zapatillas. La gente colmó el salón y cada empresa que llamamos para colaborar con regalos brindó lo mejor. Realmente una experiencia increíble.

Otra actividad fue en Diciembre, donde se realizó un Festival Navideño para los chicos de la Zona Oeste,  que pasaron una tarde feliz con el Sapo Pepe, Frutillitas, magia, música, bailes y regalos para todos, actividad organizada en conjunto con la Sra. Olga Jordán.

 ¿Alguna anécdota que quieran compartir con las lectoras?

 Anécdotas hay muchas porque cuando trabaja tanta gente junta siempre pasan cosas, divertidas y no tanto, pero por suerte quedan todas en el plano de la anécdota. Una muy linda fue cuando se hizo la colecta para el sur. Venía la gente a entregar sus donaciones y de repente apareció  un maestro con su grupo de alumnos, que nada tenían para dar porque se trataba de una escuela muy humilde, pero habían ido para palpar lo que era ser solidario. El maestro venía a enseñar, mejor dicho a mostrarles a sus alumnos, cómo la gente se movilizaba para ayudar a los demás. Nos quedamos todos mudos.

Por último, un mensaje para las mujeres que tienen ganas de ayudar y aún no lo hacen

La única reflexión posible es que todas las barbaridades que vemos en este mundo, la injusticia, el hambre, el desamparo, la explotación, la provocan los propios hombres, y lo peor aún, recae en ellos mismos. ¿Cuánta ignorancia no? Cuanta miseria de espíritu. Por eso aquellos que quieren, en la medida que fuere, cambiar en algo todo el desastre, no les queda otra que meter las manos en el barro y trabajar duro. Es difícil porque a todos les cuesta generarse el tiempo, que vale oro, para donárselo al vecino, pero no hay otra lamentablemente. De todos modos la recompensa es muy alta, salva vidas, las de aquellos a quienes se ayuda y las de aquellos que dan la ayuda. El placer de servir a otro no tiene parámetro.

 Por Rosario Spina.

[learn_more caption=”Para comunicarte con Rosario Solidaria:” state=”open”]

Facebook: Rosario Solidaria / Twitter: @RosSolidaria

Mail: rosariosolidaria@hotmail.com.ar

Tel: Jorgelina 0341 153 298080 Mina 0341 153 930732 [/learn_more]

 

 

 

Comentarios

  1. olga dice:

    A Jorgelina y a todas sus compañeras de Rosario Solidaria. FELICITACIONES por todo lo que hacen, y más por lo que “mueven” que son esas ganas de ayudar a quienes necesitan de una mano fraterna… Muchos no saben cómo ni donde, pero habiendo líderes en estas lides, siempre encontrarán un camino por donde encauzar esas ganas… Tengo la gran suerte de haberlas conocido y trabajar juntas, y eso es lo importante, poder aunar los esfuerzos porque juntos podemos más!!! Un super abrazo en este Día y en todos los Días de la Mujer…