Ya lo hemos dicho muchas veces y lo sabemos: una alimentación variada es lo más saludable para nuestro cuerpo. Pero a veces, encontrar ese equilibrio en el menú diario es complicado y puede resultar tedioso elaborar comidas alternadas.

Una buena estrategia para hacerlo bien y mucho más divertido es sumar colores a los platos que preparamos, jugando con la combinación de diferentes verduras, frutas, distintas texturas y consistencias. Ensaladas, jugos, helados, postres y un montón de alternativas son posibles si pensamos en colores.

¿Cuáles son los colores básicos?

A los alimentos podríamos agruparlos bajo seis colores distintos, y cada uno de ellos nos aportará diferentes beneficios. Veamos cuáles y qué.

– Alimentos blancos:

¿Cuáles? Por ejemplo, cebolla, champiñón, ajo, coliflor, puerro, pera o melón.

¿Qué nos aportan? Los alimentos de este grupo son ricos en fitoquímicos, que funcionan como antioxidantes y favorecen al sistema cardiovascular, y en potasio.

blanco

– Alimentos violetas:

¿Cuáles? Por ejemplo, ciruela, mora, arándano, remolacha, berenjena, uvas negras, higo o repollo colorado.

¿Qué nos aportan? Son buenos para ayudarnos a proteger el sistema urinario, favorecen la memoria y la actividad cognitiva, y algunos, como el arándano, son buenos para la vista.

violeta

-Alimentos naranjas y amarillos:

¿Cuáles? Por ejemplo, zanahoria, naranja, durazno, calabaza, ananá, limón o mandarina.

¿Qué nos aportan? Como sabemos, son alimentos muy ricos en beta-caroteno (Vitamina A), que favorece la visión, ayuda al sistema inmunológico y favorece la salud de la piel, Vitamina C, un potente antioxidante, y ácido fólico, que ayuda a prevenir anemias (es importante recordar que el ácido fólico es una vitamina que se pierde en la cocción de estos alimentos, por eso se recomienda ingerirlos crudos).

rojos

– Alimentos rojos:

¿Cuáles? Por ejemplo, pimiento rojo, manzana roja, cereza, sandía, tomate o frutillas.

¿Qué nos aportan? Los alimentos de este grupo son poderosos antioxidantes y, además, contienen la llamada antocianina, que ayuda a prevenir las enfermedades coronarias, tiene efectos antinflamatorios y antidiabéticos, además de ayudar a mejorar la vista y la memoria.

rojos1

– Alimentos verdes:

¿Cuáles? Por ejemplo, acelga, espinaca, brócoli, kiwi, espárragos, repollo verde, palta, lechuga o uva verde.

¿Qué nos aportan? Este grupo de alimentos nos aporta una importante cantidad de ácido fólico, Vitamina C, Vitamina K, favorecedora de la generación de glóbulos rojos, y luteína, un importante antioxidante que además es recomendable para mejorar la visión y evitar la progresión de problemas de cataratas.

verde