Cuatro organizaciones defensoras de los derechos humanos de las mujeres, las niñas y los niños presentaron un amicus curiae para que no se fuerce la revinculación de un niño con su progenitor mientras éste es investigado penalmente por abuso sexual. “Llevar a cabo la revinculación en el caso bajo análisis implica una flagrante violación de los estándares de derechos humanos aplicables, en particular en atención al superior interés del niño”, afirma el escrito que presentaron.

infancia

La Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), junto al Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), la Asociación para los Derechos de la Infancia (ADI) y Mujeres en Igualdad (MEI) solicitaron ser admitidas en un juicio en calidad de amicus curiae, para que el tribunal considere los fundamentos que proponen sobre el alcance del derecho al acceso a la justicia y a una vida libre de violencia.

En el marco de un proceso civil iniciado por “Denuncia por Violencia Familiar”, un juzgado civil dispuso la revinculación forzada de un niño, quien atraviesa una enfermedad oncológica, con su progenitor denunciado por abuso sexual. Las organizaciones se mostraron preocupadas porque “bajo el argumento de dar cumplimiento al ‘interés superior del niño’ se sostenga que la necesidad de garantizar una adecuada comunicación entre padre e hijo requiera disponer la revinculación forzada”.

La complejidad del problema de la revinculación forzada es abordada por la reciente publicación conjunta de FEIM, AAMCJ y Salud Activa, “Abuso Sexual en la Infancia. Guía de deorientación y recursos disponibles en CABA y Provincia de Buenos Aires”. “En los casos de abuso intrafamiliar, la revinculación supone uno de los mayores riesgos al interés superior de las víctimas, donde la falta de coordinación entre los procesos civil y penal puede causar una violencia institucional con consecuencias irreparables para el niño o la niña”, alerta la guía. “Con frecuencia y preocupación –continúa la publicación- advertimos la existencia de una grave contradicción entre ambos procesos: mientras que el presunto agresor está siendo investigado o procesado por la justicia penal, la justicia civil determina la revinculación del niño o niña con su agresor, anteponiendo el vínculo biológico por sobre el presunto delito”.

Este es un tema particularmente álgido, que se observa cada vez con más frecuencia, donde se entremezclan conceptos patriarcales con teorías que carecen de sustento científico. Las especialistas consultadas en la guía afirman que “no hay vínculo que reconstruir por fuera del abuso, porque nunca lo hubo y anteponer el vínculo biológico, sacralizándolo iatrogénicamente es contrario al interés superior del niño o niña y sus derechos a una vida libre de violencia”. En esos casos siempre debe primar el derecho del niño o la niña a su salud, protección y dignidad por encima del derecho de cualquier progenitor a vincularse con sus hijos.

 

En coincidencia con estas razones, las organizaciones firmantes del amicus curiae consideran que al juzgado le corresponde reevaluar la disposición de revinculación del niño víctima con el progenitor acusado.

 

“Nuevamente se descree de la palabra del niño y se dice que la madre lo ha `manipulado` en su beneficio, alegado indirectamente en la existencia del Síndrome de Alienación Parental, que no existe y fue desacreditado por asociaciones científicas”, dijo Mabel Bianco, presidenta de FEIM.

Más información

FUNDACIÓN PARA ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DE LA MUJER – FEIM.

(5411) 4372.2763 | feim@feim.org.ar | www.feim.org.ar

Contacto de prensa: gisela@feim.org.ar | 15.2501.1001