Con la temperatura del verano, nuestras ganas y nuestro rendimiento a la hora de realizar actividad física disminuye. Aquí , una idea refrescante para que te mantengas en forma durante el verano: Aquagym.

El AQUAGYM es una variante aeróbica que utiliza el agua como medio. Combina todos los beneficios que posee ejercitarse,  pero con las ventajas que trae el entorno acuático: Son ejercicios de mucha o moderada intensidad, pero sin impacto.

Pensado en un principio para rehabilitación, se extendió luego a toda la población por sus beneficios:

-Mejora la circulación sanguínea.  

-Mejora la condición cardiorrespiratoria.

– Permite tener mayor flexibilidad.

-Aumenta la fuerza muscular y la agilidad.

-Favorece la corrección de la postura y la recuperación de patologías articulares.

-El medio en que se desarrolla logra que la persona se relaje, siendo muy bueno para disminuir el estrés.

-Gracias a su desarrollo en el agua permite duplicar los efectos del ejercicio.

Puede ser utilizado con muchos fines: de entrenamiento, terapéuticos, o de recreación. Asimismo es una disciplina que permite ser personalizada: la misma será diseñada de acuerdo al grupo y los objetivos.

Esta actividad se puede realizar a cualquier edad, desde niños hasta la tercera edad. También es apto para embarazadas, personas con sobrepeso o incluso aquellas con alguna patología.  

Cada clase está dispuesta por una fase de calentamiento inicial, una rutina, y una parte final de estiramiento y relax.

Entrenar y divertirse al mismo tiempo es posible. Este verano animáte a practicarlo y contános!

Por Martina Garnero.