En esta altura del año, el cansancio, los nervios y los problemas cotidianos pueden jugar una mala pasada a nuestra salud y desembocar en diversas enfermedades.

estrés

El fin de año suele ser un momento de mucho movimiento laboral y personal, lo que puede generar un alto nivel de tensión, que el organismo percibe como una agresión, utilizando el estrés como mecanismo de defensa. Esto se suma a las responsabilidades diarias, la angustia, la ira y el poco descanso, factores que llevan a un mal funcionamiento del sistema nervioso.

En escenarios normales el organismo emplea casi toda su energía en actividades destinadas a la modificación, reparación y creación de nuevos tejidos. En momentos de estrés todo cambia, ya que el organismo debe dirigir su energía a otros procesos, deteniendo las actividades de renovación del cuerpo.

Con el paso del tiempo, estas las situaciones pueden funcionar como colaboradoras al desarrollo de enfermedades, entre las que se destacan: colon irritable, alergias, enfermedades de la piel, enfermedades cerebrovasculares, hipertensión arterial, jaquecas, lupus y algunos cánceres e infartos.

estres

Es importante tener en cuenta que así sea crónico, agudo o repetitivo, el estrés afecta al equilibrio general del cuerpo, lo cual puede convertirse en un desencadenante fatal.

El cuerpo habla y no hay que pasar por alto los diversos indicios que otorga.

¿Cómo cuidarnos del estrés?

  • Identificar situaciones que le provoquen estrés y evitarlas
  • Generar vínculos afectivos prolongados
  • Realizar ejercicios
  • Mantener una dieta balanceada
  • Estar satisfecho en el área laboral
  • Realizar actividades relacionadas al arte
  • Buscar actividades de distensión
  • Evitar conflictos, frustraciones, angustias y situaciones de angustia

 

———————————

Asesoró: Dr. Ernesto Crescenti (MN: 50.776). Médico, investigador y Director del “Instituto de Inmunooncología Dr. Ernesto J.V. Crescenti”.
Acerca del Instituto de Inmuno Oncología Dr. Ernesto J. V. Crescenti: Ámbito multidisciplinario dedicado a la prevención, diagnóstico y tratamiento de pacientes con cáncer y pacientes diagnosticados con enfermedades en las cuales se presenta una alteración del sistema inmunológico.