IneditadaS te acerca la información que necesitás para cuidarte y prevenir esta enfermedad que afecta fundamentalmente al género femenino.

La osteoporosis es una enfermedad que se genera en los huesos por la pérdida progresiva de calcio. En palabras sencillas, el interior de los huesos se vuelve poroso y esta pérdida de masa ósea deviene en un debilitamiento de los mismos,  haciéndolos mucho más propensos a quebrase.

Como demuestran las estadísticas, el género femenino es mucho más predispuesto a contraer esta enfermedad por dos razones fundamentales: porque su masa ósea es menor en relación a la del género masculino y porque su organismo absorbe menos calcio, necesitando del estrógeno para mantener fuertes sus huesos, hormona que comienza a disminuir con la menopausia. De hecho, según los números a nivel mundial, alrededor del 50% de las mujeres postmenopáusicas padecen osteoporosis en distintos grados.

Factores de riesgo para estar atentas

Si bien la osteoporosis es una enfermedad que puede padecer cualquier mujer, existen ciertas condiciones que favorecen el desarrollo de la misma. Las más comunes son:

  • Bajo consumo de calcio en la dieta diaria.
  • Menopausia precoz (antes de los 48 años).
  • Antecedentes familiares en la enfermedad.
  • Estructura ósea pequeña.
  • Enfermedades como diabetes, hipertiroidismo o artritis, entre otras.
  • Vida sedentaria.
  • Fumar y beber alcohol en exceso.

Algunos consejos para fortalecernos

La osteoporosis es una enfermedad que puede tratarse y con bastante éxito, pero para esto anticiparse es fundamental. Algunos datos preventivos para tener en cuenta:

  • Estar atentas a la ingesta diaria de calcio: la Organización Mundial de la Salud recomienda que las mujeres de menos 50 años de edad consuman una dosis diaria de entre 400 y 800 unidades de calcio, aumentando luego de los 50 a una dosis diaria de entre 800 y 1200 unidades.
  • Cuando el médico lo aconseje, hacerse una  densitometría. Éste es un estudio que permite medir la pérdida de masa ósea.
  • Acudir al médico para consultar por esta enfermedad. En la actualidad existen varios medicamentos para tratar la osteoporosis y controlar su desarrollo, que además ayudarán a prevenir grandes problemas como las fracturas de cadera o columna.
  • Adoptar un estilo de vida que favorezca el fortalecimiento óseo: hacer ejercicios, incluir una
    dieta de comida sana y rica en calcio y evitar vicios perjudiciales, como fumar.

[box type=”info”]Recuerden que la masa ósea de una persona aumenta progresivamente durante su vida hasta llegar a un piso máximo, que se da aproximadamente a los 30 o 35 años de edad. A partir de allí, naturalmente se perderá masa ósea, y es entonces cuando debemos estar más atentas.[/box]

Mujeres jóvenes, ¡cuidado con la osteopenia!

Dentro de este tipo de enfermedades, se encuentra la osteopenia. Esta patología consiste también en  una disminución de la masa ósea, pero mucho más leve. En algunos casos representa el primer paso hacia una posterior osteoporosis, aunque si se detecta en forma temprana resulta casi siempre controlable y hasta reversible. Por eso, en este caso más aún, el control preventivo es fundamental.

Esta enfermedad suele afectar a las mujeres a más temprana edad y, aunque es más leve, es mucho más común que la osteoporosis.

[box type=”info”]Según lo establecido por la Organización Mundial de la Salud, “se considera osteopenia cuando la densidad del hueso es menor a lo normal entre 1 y 2,5 puntos. Cuando la diferencia es mayor a 2,5 se considera osteoporosis”. [/box]

Ahora saben la importancia de ser precavidas y cuidar el esqueleto…que sin huesos sanos ¡no podemos hacer nada!

Por Lucía Lalli.