Entrevista a Ana Luisa De Palma. Psicóloga Mat. 0769.

padres

¿De qué hablamos cuando decimos “Neoparentalidad”?

-Nuevas formas de ser padres. Tiene que ver, también, con nuevas configuraciones vinculares. A veces, esto de nuevas lo pongo entre signos de pregunta: ¿nuevas? Tal vez son formas que ya existieron, como la monoparentalidad, pero ahora están más visibilizadas.

¿Cómo modifica esto a la forma de entender el concepto familia?

En el paradigma moderno, cuando uno decía familia eran mamá, papá, dos niños… Hoy las cosas han cambiado. Sin embargo, lo que se mantiene “desde que el mundo es mundo” es la necesidad que tiene el bebé de un contexto humano afectivo para convertirse en ser humano. Hay una función que llamamos “materna”, que no tiene por qué ejercerla la madre biológica, que si está bien desempeñada, este bebé tiene su psicología asegurada.

¿Cómo se entiende la “figura maternal” y de qué manera se da en cuanto el género?

Cuando se habla de figura se habla en cuanto a FUNCIÓN. Lo que pasa que al ponerle el nombre “materno” y “paterno”, todavía nos quedamos con el modelo anterior.

¿Qué es lo que hace a la figura materna? Es quien está más compenetrado con el bebé, quién lo interpreta y quien cubre sus necesidades. Por función paterna, en cambio, se entiende a esta persona que en algún momento rompe ese idilio y dice: “momentito, este niño también se tiene que socializar, necesita límites, necesita cultura”. Hoy que las realidades son distintas, esto puede hacerlo una mamá sola perfectamente, o una abuela o un tío. No importa el género, importa la función.

Pero siguen manteniendo esos nombres….

Aún se mantienen, pero estamos ante un cambio de paradigmas: desde el moderno, que todo lo divide y lo mide, hacia el posmoderno donde ya hablamos de paradigmas holográficos, del todo más que la suma de las partes. Las cosas se van flexibilizando; no nos manejamos con parámetros rígidos de lo bueno, lo malo, lo sano, lo enfermo, sino que va apareciendo lugar para todo.

¿Qué lugar ocupa en la humanidad la capacidad de reproducirse?

Si lo vemos desde el punto de vista de lo biológico natural, una de las características de los seres vivos (desde una planta hasta un ser humano) implica el ciclo de nacer, reproducirse, morir. Esto, de alguna manera, lo traemos en nuestro ADN. Pero los seres humanos estamos fuertemente influenciados por la cultura y entonces podemos decidir también sobre algunas cuestiones biológicas. No porque sea mujer voy a tener el deseo de tener un hijo. Pero la reproducción ocupa un lugar muy importante en la psicología de las personas: esto de trascender en otro humano, de marcar a otro que sale de mí, no es lo único importante, pero es importante.