Un proyecto busca premiar a quien concurra a trabajar en bicicleta. La modalidad ya fue celebrada en países del viejo continente. En esta nota te contamos de qué se trata.

Por Maite Inchausti.

BICICLETA
El concejal Carlos Comi promueve el uso de las bicicletas como medio de transporte sustentable a cambio de una bonificación.

Se busca incentivar el uso de las bicicletas ya que es un medio económico y coopera con el medio ambiente reduciendo la cantidad de vehículos que generan contaminación ambiental y problemas de transito en la ciudad.

En caso de aprobarse el proyecto se implementaría una bonificación en principio para empleados municipales, luego serían beneficiados los miembros del sector público provincial hasta conseguir la aprobación del sector privado. El beneficio sería en relación a la distancia recorrida.

Mirando hacia el viejo continente

En Francia se calcula que el uso de la bicicleta puede ahorrar al Estado unos 5.600 millones de euros en presupuesto de sanidad, descuento que llegaría a los 10.000 millones si el porcentaje de ciclistas subiera entre el 10 y el 12% . Actualmente solo el 3% de los usuarios se traslada en bicicleta. Por este motivo, para incentivar el uso de este transporte alternativo se ofrece un beneficio de hasta 40 euros mensuales. Se pensó además en otras medidas para promover el uso: un mayor lugar para estacionar, así como un código para localizar los rodados en caso de robo.

Pero parece que fueron los belgas los primeros en poner en marcha este beneficio. Desde hace mas de 5 años se paga a los trabajadores que se desplazan en bicicleta hasta 22 centavos por kilómetro. En Holanda pagan hasta 15 centavos de euro por kilómetro y en Gran Bretaña 20 por milla recorrida al día.

La bicicleta es un modo de transporte económico y la energía utilizada para movernos es la propia, por lo que reduce los niveles de contaminación, evita gastos en combustibles y se vuelve beneficioso para el medio ambiente y para el bolsillo. Es por ello también que en los últimos años se han generado políticas que fomentan el uso del rodado, como la adecuación de bicicendas o ciclovías, o la apertura de espacios exclusivos para el tránsito de los ciclistas.