El estilo Zen es tendencia de vanguardia, inspirado en la armonía y el equilibrio, busca crear un espacio que nos aleje del estrés de la vida cotidiana, un lugar que invite a relajarse.

El  Zen tiene origen en el budismo y hace referencia al “estado meditativo”. Su filosofía se conoce en occidente desde principios del siglo XX,  influenciando diversos ámbitos.  En cuanto a la decoración, lo que se intenta es adaptar la sabiduría oriental tomando algunas bases para crear un ambiente de paz y calma.

Para alcanzar este estilo, es importante tener en cuenta los colores. El ambiente debe componerse de tonos neutros, con mayor predominio del blanco.

Una característica esencial es que tiene que evocar a la naturaleza. Por eso, materiales como madera o piedra conviene que estén presentes. En cuanto a los muebles, se buscan siempre las líneas rectas, y para la iluminación es imprescindible la sutileza.

La decoración Zen es lo más alejado a la ornamentación recargada. Uno debe remover  del espacio todas aquellas cosas que no son esenciales, y elegir pocos objetos de decoración (siempre sobrios). Hay algunas cosas que particularmente ayudan a conseguir el estilo, por ejemplo: velas, lámparas de papel, fuentes de agua, cañas de bambú.

Enfocándonos  en lo simple y depurado, se trata de conseguir un movimiento fluido, libre de obstáculos.

Dejate inspirar por éstas fotografías, y animate a redecorar siguiendo el estilo Zen!

 Por Martina Garnero

Comentarios

  1. EVE dice:

    ME ENCANTA!

  2. Sol dice:

    Me encanta ese estilo!! me gustaría poder tener mi living así!!!