Una biblioteca completa en la palma de la mano

Para no quedar atrás en la vorágine tecnológica que se vive,  el término “libro electrónico” ingresó en la nueva edición de la Real Academia Española. Y tiene dos acepciones: dispositivo electrónico que permite almacenar, reproducir y leer libros; y libro en formato adecuado para leerse en ese dispositivo, según ha informado la institución en un comunicado.

¿Qué es un libro electrónico y cuáles son sus ventajas?

Un  libro digital, también conocido como e-book o ecolibro es una versión electrónica de un libro. También suele denominarse así al dispositivo usado para leer estos libros, que es conocido también como e-reader o lector de libros electrónicos.

Esta clase de libros (anteriormente denominados “libros en bytes”) nacen, en realidad, en la década del 70’, a partir del Proyecto Gutemberg de Michael Hart y el surgimiento de bibliotecas y librerías online. Pero, en la actualidad, las nuevas tecnologías de e-readers actualizan este dispositivo y lo ingresan dentro del mercado editorial y tecnológico.

Los principales puntos a favor de los libros electrónico son  la movilidad y autonomía que permiten tener. Es decir, que se presentan como dispositivos móviles con bajo consumo de energía para permitir lecturas extendidas sin necesidad de recargas. Además de poseer pantallas con dimensiones suficientes para mostrar documentos tradicionales  y alto nivel de contraste incluso a plena luz del día.

Otra característica interesante es su capacidad de almacenamiento. Los libros digitales pueden guardar alrededor de  1.500 libros. También pueden leerse periódicos, revistas y blogs.

Visto desde este punto, podría pensarse que estos dispositivos tratan de desafiar la versatilidad del libro de papel tradicional.

Además, utilizan la tinta electrónica, que tiene un “efecto papel” es decir, posee ausencia de iluminación propia y alto contraste y genera muy bajo consumo ya que  no necesita alimentación más que en los cambios de pantalla.

Otra característica interesante de los libros digitales es que ofrecen textos interactivos que pueden configurarse a gusto del lector: aumentar la letra, subrayar, cambiar los colores, las fuentes, agregarle música.

Posibilidad de lectura participativa: Un nuevo concepto acerca del hecho de leer

La lectura participativa aparece como un punto de inflexión en los nuevos modos de leer. Esta nueva forma de acercarse a la lectura surge con internet y se amplía  con este dispositivo, que permite colaborar con los textos de otros en línea, opinar sobre diferentes obras, descargar lecturas de internet.

Muchas editoriales ya están tratando de agiornarse a esta nueva tecnología. De hecho existen bibliotecas on-line que ofrecen a sus socios la posibilidad  de bajar obras digitales desde internet con sólo ingresar su número de identificación personal, como ya sucede en varios países de Europa y en Estados Unidos.

Vivimos en  momentos de transición tecnológica entre el libro tradicional y el e-book. Opiniones variadas se han oído acerca de si el libro digital destronará al tradicional o no. Habrá que esperar a ver qué sucede.

Mientras tanto, las posibilidades de lectura se amplían a nuevos horizontes. Sobre todo en esta época, a pasos de comenzar las vacaciones de invierno y con mayor tiempo libre a nuestro alcance. Si eso nos da la posiblidad de abrirnos a nuevas lecturas, sorteando las dificultades de tiempo y espacio, enhorabuena entonces.

Por Rosario Spina

[box type=”info”]Se autoriza la difusión parcial o total de este material citando la fuente.[/box]