En Chile, la revista Ya, del diario El Mercurio, decidió dejar de utilizar Photoshop para retocar las fotografías de las mujeres. Paula Escobar Chavarría es periodista y Licenciada en Información Social de la Universidad Católica de Chile. Editora de revistas de El Mercurio desde el 2001, autora de tres libros y una de las promotoras de esta iniciativa.

Por Maite Inchausti.

Revista YA

Nutridos de ejemplos internacionales, se creó en esta editorial la Campaña de Buenas Prácticas. Como se hiciera en otros lugares del mundo se comenzó por contratar modelos mayores de 18 años para la gráfica de la revista. Otro dato importante es que estas deben tener un índice de masa corporal que supere 18,5 que es lo estipulado como peso normal. El compromiso llevó a no utilizar Photoshop para no interferir sobre la imagen real de las mujeres y concientizar sobre el uso de modelos reales en otros medios.

Muchas mujeres líderes de opinión se sumaron a la campaña que quiere calar hondo en los medios y busca crear conciencia y una nueva cultura de la estética femenina. Esta corriente busca desterrar del mercado el modelo de mujer esquelética, lánguida y de medidas esculturales. Se intenta un llamado de conciencia, mostrar a la mujer real, con sus arrugas, sus kilos de más, sus imperfecciones y esa realidad que le falta a las mujeres de las revistas de hoy.

¿Moda mundial?

Situaciones similares, donde el modelo de mujer busca alejarse del estereotipo de la rubia muñequita Barbie, se repiten en todo el mundo. Una marca de ropa interior estadounidense lanzó una campaña que reza: “Nosotros pensamos que es tiempo de un cambio. Creemos que es tiempo de ser real y pensar real. No más retoques y no más supermodelos. Porque no hay una razón para retocar la belleza. Pensamos que la real tú es sexy”.

Otro comercio de ropa interior de Estados Unidos, instó a sus mujeres de medidas reales a subir fotos de sus compras al Facebook de la tienda. Aquellas que no le temen a mostrarse en ropa interior suben sus fotos para mostrarle al mundo que las mujeres también pueden seducir sin rozar los límites de la delgadez extrema.

En París, durante la Semana de la moda en el año 2013, el diseñador Rick Owens lució sus trabajos en un show donde las mujeres tenían cuerpos reales. El modisto utilizó su pasada para recordar a otros lo que el público busca en realidad: modelos de medidas reales, con curvas, poca o mucha estatura y la misma actitud que cualquier otra mujer.

En Francia en 2008 se firmó una Carta de compromiso voluntario sobre la imagen del cuerpo. Quienes firmaron se comprometieron a no aceptar la difusión de imágenes de personas, especialmente si se trata de jóvenes, que pueden contribuir a promover un modelo de delgadez extrema. Años atrás en Milán, Italia, se comenzó a regular la edad y peso de las modelos que participaban en eventos, no pudiendo estas ser menores de 16 años y debiendo tener un índice de masa corporal no menor a 18,5.