Soñado, programado, elegido cuidadosamente, tu viaje a Europa no debe dejar de lado ningún detalle.

Para poder disfrutar de cada lugar planeado IneditadaS te ayuda a tomar todas las precauciones necesarias.

Principalmente, evitar el Jet Lag. Para eso, nada como dormir bien antes de empezar el viaje, evitar las bebidas alcohólicas y la cafeína, beber mucha agua, intentar dormir en el avión, comer muchas veces y poca cantidad. Si podés llevar fruta y/o verduras frescas, toma éstas en lugar de la comida que te sirvan. Recordá además llevar ropa cómoda. Evitá las prendas que aprietan demasiado. Intentá pasear por el avión. Usá gafas de sol, así engañarás a tu reloj interno.

– Europa es un continente poblado de museos y centros culturales de una trascendencia histórica muy importante. Tené en cuenta consultar los horarios de apertura y cierre de los mismos. Si viajás en verano, posiblemente esos horarios se encuentren reducidos.

– Los países no son sus capitales. Si bien muchas personas quieren conocer París, Londres o Roma, hay otras ciudades, menos caras y que ofrecen también muchos atractivos.

– Un tema no menos importante es planear el presupuesto máximo diario. Ajustarse en lo posible a lo establecido a fin de no pasar necesidades futuras o malos momentos.

– Si elegiste diferentes destinos para recorrer, lo principal, al llegar a cada ciudad, es consultar su sitio web oficial y sobre todo la oficina de turismo correspondiente, que en general se encuentra ubicada en la zona céntrica del lugar y donde podrás encontrar mapas e información confiable y gratuita. Recordá que  “Información es poder”. Esta frase cobrará mucha importancia al momento de viajar y hará que puedas adecuar tu viaje a tus gustos y necesidades.

Por Rosario Spina

[box type=”info”]Se autoriza la difusión parcial o total de este material citando la fuente.[/box]