Los Fashion Films son cortos de cine o videos digitales, de una duración entre 1 y 15 minutos aproximadamente, donde las grandes marcas lanzan un producto bajo un nuevo concepto. Normalmente se explica una breve situación de manera de darle un argumento, siempre bajo la dirección de grandes directores e interpretados por modelos y actores/actrices famosos. Se podría decir que comienza a ser un nuevo género dentro de la moda.

Por Carolina Raduan.

fashion film

Es un nuevo concepto de marketing viral: generalmente se realizan para ser reproducidos a través de la red, y así poder llegar al consumidor con mayor comodidad. Eso facilita la difusión de la marca o producto. Se dice que son la evolución natural de los editoriales de moda en la era 2.0.

Del 3 al 6 de noviembre se llevó a cabo en España el Madrid Fashion Film Festival 2014, un certamen abierto tanto a profesionales como a jóvenes talentos del sector audiovisual, la moda y la publicidad de dicho país. Allí, la revista VOGUE entrevistó a Ruth Hoegben (creadora y colaboradora de grandes fashion films), miembro del jurado del festival, quien dio su opinión al respecto: “Es una manera de ver ropa en movimiento; una forma de mostrar todas las dimensiones y posibilidades que tienen las prendas, de ponerlas en diferentes contextos y de añadirles una banda sonora. Pero, para mí, en esencia, es como una fotografía de moda. La clave de un fashion film está en la música, en encontrar una buena historia o un buen motto y en mostrar las prendas del mejor y más atractivo modo sobre el cuerpo humano”.

Es común en la redes sociales, ver estos videos de moda de la mano de marcas importantes, con increíbles prendas y escenas. Por ejemplo, la marca Lanvin lanzó un fashion film que ha sido un hit. Las modelos, vestidas con la ropa de la marca, bailan arrítmicamente con la música de Pitbull. Una genialidad llena de humor por parte de Alber Albaz.

Prada tiene el suyo también y dirigido por Roman Polanski. Louis Vuitton utilizó como escenario, nada menos que el Museo del Louvre, en Paris, y la lista es interminable en lo que respecta a esta nueva metodología de hacer publicidad que hoy se aplica en casi todo el mundo.