Cuando hablamos de tribus urbanas, automáticamente pensamos en los punk, los hippies y otros tantos que marcaron la moda con movimientos ideológicos. El mundo cambia permanentemente y nacen nuevos grupos de jóvenes que instalan, a través de la vestimenta entre otras cosas, una forma de vida.

Por Carolina Raduan.

hipster

Cuando buscamos el significado de “tribu urbana”, encontramos lo siguiente: “Agrupaciones de jóvenes que visten de forma similar, poseen hábitos comunes y lugares de reunión”. Cuando los individuos se reúnen voluntariamente, por el placer de estar juntos o por búsqueda de lo semejante, se trata de una banda. Las cualidades que determinan que una subcultura aparezca pueden ser estéticas, religiosas, identidad sexual o una combinación de ellas. El placer de pertenecer a una tribu urbana proviene de la suspensión de la exigencia de adaptarse a un universo adulto o social y a sus reglas de pensamiento y de conducta”.

Hoy escuchamos hablar cada vez más de los “Hipsters”, un nuevo grupo dentro de la moda, que en la actualidad marca tendencia. Se originan a mediados del siglo XX (1950), luego desparecen y vuelven a finales de los años 90, aunque fue a principios de la década de 2010 cuando se popularizan y extienden.

Se caracterizan por ser jóvenes de entre 20 y 35 años, que muestran un pensamiento independiente, intentando apartarse de las modas del momento, vistiendo y escuchando música no comercial. Rechazan el consumismo desmedido, poniéndose del lado del comercio local y el respeto por el medio ambiente. En el nuevo milenio el término se usa para describir la tendencia hacia lo “alternativo” o la “antimoda”, una subcultura que aparece en las clases medias o altas, compuesta por gente joven moviéndose de sus barrios al centro de la ciudad.

Se distinguen por llevar un estilo personal, bohemio, “old-school”, alejado de la moda del momento. Suelen reutilizar complementos antiguos, con estética vintage combinados con otros más actuales. Les gustan las gafas y los complementos artesanales. De hecho, uno de sus mayores distintivos son los lentes de marco negro y suelen llevar bigote o barba.

Los hipster nunca se reconocen como tal, es decir no se consideran una “tribu urbana”, y aquí se ve muy bien reflejado lo que ocurre con las tribus urbanas y la contradicción que a veces generan, ya que en su origen muchas tienen una idea “anti sistema”. Pero con el tiempo, al ganar protagonismo y popularidad y por esto generar tendencia, muchas se convierten en personajes fashion, con un estilo imitado y terminan, aunque no lo quieran, siendo parte de del mundo de la moda.