La Tapia es una construcción colectiva, nacional y popular, integrada por personas vinculadas a la moda, el diseño y la artesanía en Argentina y en América Latina, que hoy se hace conocer a través de las redes sociales.

Por Carolina Raduan.

la tapia

El nombre de esta corriente se debe a la diseñadora argentina Mary Tapia, quien fue una verdadera pionera del diseño en nuestro país, ya que desafió en los años 60 y 70 el protagonismo de la moda europea, en busca de una identidad nacional originaria y alejada de falsos estereotipos. Logró incorporar elementos autóctonos y populares que posicionaron a nuestros artistas como fuertes referentes en el exterior.

Este movimiento tiene 10 principios básicos que lo caracterizan y definen:

1. SOBERANÍA ESTÉTICA: “Ejercemos el derecho que tenemos como pueblo de realizar una libre elección sobre las producciones simbólicas que consideramos nos representan. Nos apartamos de los estereotipos que intentan explicarnos e interpelamos las nociones concebidas confrontando el discurso de culturas dominantes. Promovemos un discurso profundo, inclusivo y soberano que nos enuncie colectivamente en un mundo globalizado, signado por la primacía del mercado en desmedro de la humanidad que lo habita”.

2. IDENTIDAD DIVERSA Y FEDERAL: Trabajamos para construir una identidad diversa y federal, que integre las infinitas expresiones culturales y productivas que emergen en todo el territorio, en un sentir común. Reconocemos el mestizaje como uno de los rasgos identitarios de todo proceso social y lo consideramos un valor en nuestro país. Investigamos, valoramos y difundimos el acervo cultural que se nutre de los pueblos originarios como un eje que se articula con los aportes de inmigrantes que provienen de todo el mundo”.

3. PRODUCCIÓN NACIONAL: “Defendemos la industria y la artesanía nacional frente a los discursos que desprecian las acciones locales y legitiman patrones de consumo foráneos en desmedro de nuestras prácticas. Dialogamos con un mundo hiper-conectado y multipolar, somos receptivos y nos nutrimos de lo diferente, valoramos las producciones de otras naciones, sin perder nuestro pensamiento crítico. Ponemos en relieve el talento y esfuerzo del trabajo argentino”.

4. RECONOCIMIENTO DE LOS AUTORES: “Batallamos por el reconocimiento de los creadores y de todos los trabajadores que integran la cadena productiva materializando fibras, tejidos y confecciones. La dignidad proviene de un trabajo justo e implica visibilizar a las personas que aportan su saber en cada eslabón”.

5. SUSTENTABILIDAD CULTURAL, SOCIAL Y MEDIOAMBIENTAL: “Creemos en la dignidad del ser humano y en su valentía para elegir su destino, por ello militamos por prácticas justas, sustentables y equitativas frente a la dinámica de actores que fundan su dominio en la esclavitud y la explotación”.

6. LA MODA, EL DISEÑO Y LA ARTESANÍA COMO HERRAMIENTA POLÍTICA: “Retomando las palabras de la diseñadora que inspira esta corriente, Mary Tapia, consideramos que la moda, el diseño y la artesanía son maravillosas herramientas políticas con las cuales defender nuestros valores y ejecutar nuestras acciones”.

7. LA INDUMENTARIA Y EL TEXTIL COMO UN RELATO: “En sintonía con el quehacer de nuestros pueblos originarios, subrayamos los rasgos de pertenencia que entrañan los textiles. Como comunidad nos reconocemos través de la producción y uso del textil y de la indumentaria, declarando nuestra identidad y la pertenencia a la tierra y la cultura que nos es propia. Cada pieza es parte de un relato que encarnamos y defendemos. El textil, realizado a partir de fibras que se cruzan y entrelazan, es una metáfora de la reconstrucción del tejido social de la última década y es un testimonio material y simbólico de ideas y valores en los que creemos e impulsamos”.

8. PARADIGMAS REGIONALES: “Nos reconocemos en la Patria Grande, sabiendo que compartimos una historia y un horizonte colectivo con los demás países de la América Latina. Emprendemos la tarea fundamental de construir paradigmas regionales para comprender las maneras del quehacer territorial, dando cuenta de las singularidades y la diversidad de lenguajes creativos de Latinoamérica”.

9. EDUCACIÓN PÚBLICA QUE RESPETE Y POTENCIE NUESTROS PRINCIPIOS: “Creemos en la educación pública como una herramienta poderosa para formar ciudadanos críticos y emancipados, así como profesionales comprometidos con el destino colectivo”.

10. ESPACIO PLURAL DE REFLEXIÓN Y ACCIÓN: “La Tapia es un espacio plural que convoca a la reflexión y a la acción. Abre debates sobre terrenos vedados, permite repensarnos en nuestras prácticas e impulsa nuevos caminos para dar la batalla cultural. La Tapia es un espacio abierto a todas aquellas personas del ámbito de la moda, el diseño y la artesanía comprometidas con la construcción de un país más inclusivo, diverso y soberano”.

Más allá de las ideologías personales, podemos decir que esta original idea puede generar algo muy interesante, sobre todo en nuestro país, donde acostumbramos a mirar con mejores ojos lo de afuera. A veces no somos conscientes  de lo que tenemos como industria nacional, del nivel  y la creatividad de los diseñadores locales, de la materia prima que poseemos, la forma en que esta se trabaja y lo importante que es fomentarla.

La Tapia es una iniciativa atractiva para que aprendamos a valorar lo nuestro, a promoverlo, a consumirlo, sobre todo en las generaciones más nuevas, para que puedan crecer dándole a la industria nacional, a lo artesanal, le entidad que les corresponde y así, de algún modo, a querer un poco más lo nuestro, a “mirar para adentro”, teniendo en cuenta que lo nuestro es tan o más importante que lo que nos tienta de la moda internacional, gracias al trabajo y al esfuerzo.