Si de lugares mágicos hablamos Perú, sin lugar a dudas es uno de ellos. Este país que fue cuna de la civilización andina y  testigo del florecimiento de una de las culturas indígenas más importantes de América, aún conserva la inmortalidad de su historia y de su legado cultural.

Una de sus ciudades más importantes es Cuzco, antiguamente capital del Imperio Incaico. Es reconocida también como la Roma de América, por sus majestuosos monumentos de la arquitectura precolombina. Además cuenta con sus angostas calles adoquinadas, sus casas coloniales, sus museos, sus plazas y sus ferias artesanales, que hacen de esta ciudad un lugar cálido y emocionante para conocer.

Muy cerca de Cuzco encontraremos el Valle Sagrado, compuesto por pequeños poblados  cuyas visitas son imperiosas. En el valle descubriremos al pueblo de Moray, donde la beldad paisajística no tiene precedentes. Aquí  conoceremos  las famosas terrazas, que según opiniones de expertos,  eran utilizadas por los incas como anfiteatros para realizar diversas ceremonias y además  para cosechar alimentos. Similar a la  belleza de estos paisajes son los que podemos hallar también en Urubamba.

Otro lugar es  Ollantaytambo,  conocido también como  el pueblo inca viviente, ya que  sus pobladores nos permiten remontarnos a los antepasados incaicos, porque mantienen viva sus tradiciones y sus viviendas conservan la perfección con la que fueron construidas.

Si pensamos en comprarnos adornos autóctonos para decorar nuestro hogar o queremos hacer algún regalito, en Pisac descubriremos un mercado tradicional que posee las más hermosas artesanías. Se encuentra en la entrada al valle Urubamba y es un interesante pueblo con características coloniales.

Otro sitio ineludible es Maras donde se hallan las salineras más importantes que son explotadas desde la época del Imperio hasta hoy. Así como es obligatoria su visita es indispensable el uso de lentes oscuros porque resulta muy complicado poder caminar sin los mismos debido al reflejo del sol en blancura de  las minas de sal.

Y por último, dejamos al lugar más místico de todos, situado en el pueblo de Aguas Calientes. Considerado  patrimonio de la humanidad desde 1983 por la UNESCO y votado  por la gente en el 2007 como una de las maravillas del mundo. Es Machu Pichu, (Montaña Vieja) centro del imperio Inca. Obra majestuosa de la arquitectura precolombina, que recibe miles de visitas desde todas partes del mundo. Este antiguo poblado incaico representa  la  perfección y la sabiduría con que sus habitantes manejaban la arquitectura y la ingeniería.

Si queremos hallar paz, serenidad y armonía no perdamos la oportunidad de asombrarnos.

Y por último algunas recomendaciones de Ineditadas:

Si viajás, podés hospedarte en un hermoso hotel estilo colonial en Cuzco y a partir de allí recorrer durante el día todas las actividades culturales que ofrecen la ciudad y  los pueblos del Valle Sagrado.

Las noches en Cuzco son una postal difícil de olvidar y por lo tanto aprovechar para degustar sus ricas comidas autóctonas. Pero no tardes demasiado en decidirte ya que los locales cierran temprano y resultará bastante complicado encontrar uno.

En lo posible viajar en los meses que van de junio a setiembre.

Llevar mucha ropa cómoda (zapatillas, joggings, remeras y buzos).

Y ahora sí, estamos listas para viajar a este fascinante lugar que pertenece a nuestra hermosa América y que no debemos dejar de conocer.

 Por Gisela Saraceni