Lo poco definitivamente hace mucho. Sólo se trata de jugar con la imaginación, y cambiar totalmente el espacio pero a través de detalles económicos. En IneditadaS te damos ideas para que puedas empezar el año totalmente renovada, sí, empezando por tu casa.

Pintá una sóla pared eligiendo un color vibrante, como rojo o naranja. Queda muy lindo, y cambia totalmente el lugar.
Reciclá: Visitá un mercado de pulgas, y animáte a transformar viejos muebles en objetos de última moda. Barnizá o pintá, y traélos de vuelta a la vida. Esta es una idea económica, y muy buena. Seguro te sorprendés con todas las cosas que podés conseguir para reciclar en estos lugares.
Reutilizá:  Otra idea es buscar en tu propia casa, seguramente hay un montón de cosas  que pueden ser reutilizadas para cumplir nuevas funciones. Ejemplo: convertí una botella de vidrio en una lámpara de mesa.  O transformá un trozo de madera en un perchero, si buscás un look rústico. Latas de pintura, pueden ser reutilizadas como macetas, sólo tenés que pintarlas y listo!.  Son cosas fáciles de hacer, y que aportan mucho al cambio.

-Poné nuevos almohadones en tu juego de living. O colocá una manta para darle un aspecto distinto. Esto te salva de retapizar que puede a veces ser costoso, y ni hablar de comprar otros sillones.
Renová la pantalla de alguna lámpara: esto es más económico que comprar una lámpara nueva, y sigue dando un toque diferente.
-Si tenés alguna estantería, pintá de otro color el fondo de la misma. Es novedoso, y queda muy bien.
-No dudes en cambiar las cosas de lugar, le va a dar por seguro un aire nuevo al ambiente!.
Ahora ya sabés, cuando los recursos escasean afiná el ingenio, y convertí tus espacios a nuevo con pequeñas cosas.

Por Martina Garnero