Horarios de vuelo: Se recomienda verificar muy bien los horarios y estar en el aeropuerto al menos una hora antes que salga el vuelo, para poder realizar el check in con tranquilidad

Check In: Al realizarlo, se deja en manos del agente encargado cualquier equipaje que no deseás o no podés llevar dentro del avión y recibirás una tarjeta de embarque o pase a bordo para poder abordar el vuelo.

Pasaportes: Imprescindible tenerlo vigente y chequear que su vencimiento no sea durante el viaje.

Seguro Médico: Existen varias empresas que proveen este servicio. Van desde los seguros básicos (en los que cubre sólo enfermedad) o aquellos más completos como adicionales de viaje, repatriación o alojamiento. Hay que tener en cuenta la necesidad de viajar cubiertos ya que en caso de surgir algún imprevisto relacionado con nuestra salud, en algunos países las intervenciones son demasiado costosas.

Medicamentos: En caso de necesitar medicamentos particulares, llevá la receta de tu médico personal. Nunca está de más armarse un mini botiquín con los medicamentos que uno suele utilizar en caso de alguna emergencia. Si viajás en época de verano, no olvidés llevar protector solar adecuado para tu piel.

Aguas de baño: En toda la Unión Europea hay normas estrictas sobre aguas de baño. Si ves una bandera azul en una playa podés tener la seguridad de que cumple las correspondientes normas sobre calidad del agua, seguridad, servicios, información y gestión medioambiental. En 2008-2009 se concedió la bandera azul a más de 2.700 playas y puertos deportivos de la UE. Se trata de un sistema voluntario coordinado por la Fundación para la Educación Ambiental.

112 es el número de urgencia al que podés llamar desde cualquier lugar de Europa. A agendarlo.

Por Rosario Spina

Ilustración: Patricia Fernández Torres

[box type=”info”]Se autoriza la difusión parcial o total de este material citando la fuente.[/box]