En muchos lugares del mundo las ferias americanas, los mercadillos y las tiendas de ropa usada son de gran atractivo para aquellos amantes de la moda retro. También resulta una buena opción para quienes buscan algo económico y no temen revolver percheros, cestos y cajas de ofertas.

Por Maite Inchausti.

ejercito de vanguardia

En Rosario un grupo de mujeres creó Ejército de Vanguardia. ¿La idea del nombre? Una reinterpretación del Ejército de Salvación pero con objetivos distintos. Este es un grupo de “soldadas” (como así lo menciona una de las partícipes), que se ocupan de ofrecer una selección de prendas, saldos y promos de todos los talles y estilos tanto para chicas como para chicos.

La primera reunión fue una venta de ropa en desuso, con el fin de juntar algo de plata y renovar el guardarropa con prendas de otra persona. Pasaron por la sala Rita Cortese, por la casa de la abuela de alguna de las organizadoras y por otros lugares de la ciudad ofreciendo diversión y baratijas para ponerle onda al vestuario de las rosarinas. Colas de mujeres y hombres esperando el comienzo de las ferias es prueba de que el ejército marcha por el camino correcto.

En líneas generales se realiza una reunión mensual donde se pone a la venta indumentaria previamente seleccionada. También carteras, zapatos y accesorios. La convocatoria para vender la ropa se realiza por facebook. Las organizadoras detallan en un mail las formas y condiciones de participación en caso de querer ganar unos pesos con alguna prenda que tengas guardada en buen estado y ya no utilices.

En el facebook del ejército (www.facebook.com/ejercitodevanguardia)  se publican algunas de las cosas que podes encontrar, así como las producciones de moda en lugares característicos de Rosario, como el Monumento o el río.

En la feria podes encontrar hasta prendas sin uso que conservan sus etiquetas. Las chicas de Ejército de Vanguardia te esperan con muy buena onda para poder sacar unos pesos vendiendo ropa que ya no usás (si te hace falta), o simplemente pasar un rato divertido revolviendo entre las perchas y así renovar tu guardarropa.