Si no te gusta, o no tenés tiempo de tomar sol, los autobronceantes son la mejor opción para tener ese color veraniego que todas buscamos, sobretodo en esta época.

Alejados de esos días donde dejaban una piel poco natural, casi con un tono anaranjado, muchas marcas permiten hoy elegir entre diferentes tonalidades, adaptándose a cada mujer.

Si bien aplicarlo es muy sencillo, uno debe tener en cuenta ciertas cuestiones para que quede de manera pareja. Colocarlo erróneamente puede dejar manchas indeseables.

La clave

Para conseguir un tono uniforme, es muy importante preparar la piel: exfoliar previamente (ya que permite que se absorba mejor) e hidratarla correctamente.

Siempre es mejor utilizar un autobronceante que sea de efecto gradual, para poder controlar así la intensidad del bronceado. Más o menos se requerirá de 4 aplicaciones hasta conseguir el tono buscado.

Es recomendable comenzar probando el producto previamente en alguna zona poco visible, sólo para asegurarnos.

El efecto dura alrededor de dos semanas, varía dependiendo la marca, y las actividades de cada persona (si solés nadar, por ejemplo, el color se irá mucho más rápido). Tené en cuenta que no es definitivo,  a medida que pasan los días irá desapareciendo,  por tanto uno debe mantenerlo.

El ABC del autobronceante

-Aplicar cantidades suficientes para poder esparcirlo de manera uniforme.

-Se debe evitar colocar el producto sobre pestañas y cejas.

-El cuerpo debe estar totalmente seco antes de la aplicación.

-Hay zonas que pueden quedar más oscuras como codos, rodillas y talones, por tanto evitar colocar demasiado producto en las mismas.

-Esperar siempre 10- 15 minutos antes de vestirnos.

-Al terminar siempre lavarse las manos, para evitar que las palmas tomen color amarillento.

Tipos de autobronceantes que podemos encontrar en el mercado

En crema: Apto para las pieles más secas. Muchos traen propiedades hidratantes.

Spray: La forma más fácil de aplicar.

Gel: Apto para aquellas pieles más grasas, con tendencia al acné.

Por Martina Garnero