Cumplir años es genial y no existen razones para esconder el paso del tiempo. Pero a veces, cuidando pequeños y simples detalles podemos lucir más radiantes, lozanas y disimular aquellas “cositas” que a veces nos molestan o incomodan. Veamos…

¿Qué es lo que hay que observar a la hora de vestirnos para no “avejentarnos”?

Es fundamental, en principio tener una buena actitud, esto nace desde nuestro interior y se irradia al exterior, sin eso no podremos rejuvenecer. La clave: aceptarnos, querernos y respetarnos. Luego de saber esto, diremos…es importante utilizar prendas modernas y de géneros nobles, de calidad, que sean de colores que iluminen nuestro rostro, la luz es un tema fundamental para vernos más jóvenes. Para ello habrá que saber si somos “mujeres cálidas o frías” (según los tonos de nuestra piel y el cabello) y qué colores nos quedan bien.

El utilizar prendas con nuevos cortes y diseños, no recargadas y casi minimalistas nos hacen ver más frescas, más joviales. El cabello con reflejos uno o dos tonos más claros también y poco maquillaje pero adecuado a nuestro rostro. En cuanto a las prendas, es fundamental que tengan cortes y líneas que destaquen lo que deseamos y que oculten lo que no queremos mostrar.

Realzar la indumentaria con accesorios modernos, también nos hará ver mas joviales.

246194_980-e1343327671136

¿Hay algunos “prohibidos clásicos”?

* No usar prendas juveniles, esto nos hace parecer mayores, no nos favorece.

* Encontrar nuestro estilo personal es fundamental.

* No a los cabellos oscuros, ya que las facciones se endurecen y nos hacen ver de más edad.

* Estar recargadas con accesorios no nos hace elegantes.

* Jamás cambiar drásticamente de look apenas cumplimos años, ni convertirnos en alguien que no somos para parecer más jóvenes.

Lo ideal es descubrir nuestro estilo, mantenerlo y con pequeños tips ser mujeres elegantes y actuales.

¿Cómo se puede aprender a comprar y a usar siempre lo que mejor nos quede?

* Es fundamental saber cómo es nuestro cuerpo para ir a comprar lo que realmente nos va a servir y efectivamente vamos a usar.

* No ir de compras cuando estamos tristes, angustiadas o ansiosas porque compraremos prendas que no son las indicadas.

* Antes de salir de compras, mirar el guardarropa y ver qué necesito y con qué prendas podré combinar lo que me voy a comprar.

* Ver que la ropa que compro me quede cómoda y yo me sienta bien en ella… lo ideal es ser y no parecer.

¿Qué sucede con los colores? ¿Algunos deben dejarse de lado?

Cada persona tiene una paleta de colores que la hace lucir bien, esto se logra viendo piel, cabello y color de ojos. No debe dejarse de lado ningún color, en realidad deben las mujeres aprender dónde se localizan los colores oscuros que son los que van a disimular lo que no nos agrada y dónde se van a utilizar los colores claros que son los que destacaran aquello que nos beneficia.

20110102181925

¿Cómo se puede hacer para estar vestida para el trabajo sin que esto implique “cargar” más años en la ropa?

Para cada trabajo existe un código de vestimenta diferente, pero debemos saber que la ropa debe ser cómoda, debe quedarnos bien, debe hacernos sentir felices de ser quiénes somos y a partir de allí, nos veremos seguramente muy bien. Lo ideal para trabajar es tener equipos armados intercambiables, un pantalón y remera de buena calidad, con sacos que tengan estructura y delineen nuestra figura sin ajustarnos, polleras o vestidos cuyos cortes nos favorezcan, zapatos cómodos con algo de taco que nos dará femineidad.

ropaparael trabajo

Lo fundamental es descubrir la belleza que llevamos dentro (que no existe solo en las mujeres de 25, ni en los cuerpos perfectos). Las “diosas” iluminan por su interior, por eso, el quererse, respetarse, mimarse y aceptarse es la clave para estar con energía y joviales.

Por Claudia Lombardi.

Asesora de imagen personal

www.claudialombardi.com.ar