Christian Dior aseguraba que el sombrero completa la vestimenta y que suele ser la mejor manera de mostrar nuestra personalidad. Con el clima actual, el sombrero se impone como un accesorio must para disfrutar del verano, pero debemos considerar algunas claves para incorporar este accesorio sin perjudicar el resto de nuestro look. En IneditadaS, te dejamos algunos tips:

  • El sombrero debe guardar proporción con el tamaño de la cabeza de quien lo use, ya sea en el tamaño de la copa como del ala. Un sombrero demasiado pequeño o uno demasiado grande mostrarán una desproporción que no contribuye a optimizar la imagen.
  • También debe estar en proporción con la contextura de quien lo elija. De este modo, si la estatura es menor a 1,60 mts, el sombrero deberá ser pequeño, de 1,60 a 1,70 mts mediano y si la mujer mide más de 1,70 mts el sombrero ideal será uno grande–.

 

  • Se puede optar por un sombrero con ala o borde ancho, que llamará la atención al rostro y sus rasgos. Este tipo de sombrero es ideal para usar de día. Pero…¡cuidado con un detalle!: los sombreros con visera o ala frontal hay que saber cuándo usarlos, ya que al dar sombra a los ojos pueden acentuar las ojeras y hacernos ver más cansadas.

 

  • El sombrero debe tener coherencia con el resto del outfit elegido pero no es un requisito que sea del mismo material que las prendas a utilizar. Elegí géneros más livianos para el verano y gruesos para el invierno para que, además de cumplir un rol como complemento, el sombrero sea funcional a las temperaturas.

  • En general, el sombrero cloche es sentador para la mayoría de los rostros, porque ayuda a enfatizar la zona de los ojos. Los sombreros pequeños (a veces, incluso, son solo apliques al peinado) son ideales para cocktails y eventos nocturnos. Serán más formales aquellos que tengan detalles como aplicaciones de piedras preciosas y semi-preciosas, plumas, etc.

  • Los sombreros pueden tener apliques, agregados o incluso estar confeccionados en géneros nobles. En caso de usar un sombrero que sea llamativo, la vestimenta y los demás accesorios del outfit (aros, anillos o collares, entre otros) deberán ser simples y sencillos para contribuir a una imagen armónica y positiva y no competir por la atención.

Por Laura Malpeli de Jordaan.

www.styletto.com.ar