La función del corrector es ocultar imperfecciones de la piel. Minimizar ojeras, granitos, cicatrices y cualquier imperfección o diferencia de tono.

Notas antes hablamos de las bases de maquillaje, y dentro de estas nombramos al pasar la importancia de utilizar corrector. Creemos que merece un apartado especial, por eso hoy te contamos TODO sobre los mismos, así conseguís el “aspecto perfecto” que buscamos cuando nos maquillamos.

Al igual que las bases, vienen en diferentes texturas: líquidos, cremosos o en barra. Esto dependerá de la necesidad de cobertura. Los cremosos y en barra son los más densos permitiendo cubrir totalmente. El corrector líquido, por el contrario, tiene una cobertura media pero es más fácil de aplicar, ya que tiende a deslizarse bien sobre la piel.

Cualquiera sea el que elijas, para aplicarlo se debe colocar una pequeña cantidad en la punta del dedo índice,  o bien utilizando un pincel fino, y dar pequeños golpecitos hasta lograr que quede uniforme, difuminándolo muy bien.

Correctores según el color

Seguramente hayas notado la variedad de colores en que vienen presentados, y probablemente no sepas bien cuál es su diferencia. Cada color de corrector sirve para una cosa distinta, y es importante tenerlo en cuenta para sacarle provecho.

Correctores beige oscuro

Se debe comprar un tono mayor al de la base. Generan el efecto de sobra, y afinan. Se utiliza más en el maquillaje de noche.

 

Correctores beige claro

Son los de uso más común. Generalmente se compra un tono más claro que la base de maquillaje. Ayudan a dar luz al rostro, y sirven para tapar sobre todo manchas y ojeras.

 

Correctores amarillos

Sirven para neutralizar cicatrices, o marcas que ha dejado el acné.

 

Correctores verdes

El color verde es para cubrir el enrojecimiento. Sirven, por ejemplo, para manchas rojas o granitos. También se usan sobre venitas,  y cicatrices que sigan enrojecidas.

 

Correctores lilas

Son útiles para disimular manchas marrones, o pecas (aunque estas últimas no tienen necesidad de ser cubiertas, muchas chicas que poseen gran cantidad, consideran utilizar corrector para unificar el color).

Igualmente, además de disimular imperfecciones, los correctores pueden generar diferentes efectos en  nuestras facciones,  si se los coloca de la manera apropiada.

-Si querés conseguir una nariz más afinada, probá con colocar un corrector oscuro a los lados de la misma, y un poco de corrector claro en la base de la nariz.

-Para acentuar los pómulos, colocá corrector claro sobre éstos y un  poco de corrector oscuro en las mejillas.

Tené en cuenta utilizar los correctores siempre con sutileza. La idea es conseguir algo que quede lo más natural posible, y si abusas usándolos lograrás sólo un maquillaje exagerado.

Siempre debemos usar además del corrector una base de maquillaje, ya que ésta logra homogeneizar, y evitar por consiguiente que el corrector acabe por notarse en demasía.

Por Martina Garnero