Terminan las vacaciones, el verano se va yendo y es hora de retomar el orden en nuestra alimentación que, quizás por estar fuera de casa o más relajados, perdimos un poco. Aquí, compartimos algunos consejos para empezar a perder esos kilos ganados.

Por Lic. Liliana Grimberg / Coord. del área de Nutrición

Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna

yogurt

*Comenzar con un plan alimentario adecuado de inmediato, necesita un corte que le permita recuperar  el equilibrio perdido. Lo primero es organizar la alimentación y buscar estrategias fáciles, prácticas y sencillas para cada día adaptarlas a nuestra vida. Planificá con anterioridad tus menús: si no estás en tu casa en los horarios de las comidas, pensá qué posibilidades te brinda tu entorno. Para organizarse, es bueno pensar cuáles son los momentos más difíciles del día.

*Debemos incorporar colores a nuestra dieta con la inclusión de verduras y frutas enteras de temporada que nos aportan baja concentración calórica, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes (son aquellas sustancias que previenen el envejecimiento precoz). En cuanto a las proteínas, es conveniente seleccionar carnes magras, lácteos descremados, huevo y claras de huevo. También es importante incorporar legumbres y cereales integrales que los podemos acompañar con vegetales crudos en diferentes preparaciones para realizar viandas para llevar al trabajo

*Evitá los alimentos como dulces, azúcares, snacks y golosinas, y sobretodo harinas refinadas, productos de panadería y cereales no integrales. Además, elegí alimentos de bajo índice glucémico (este índice mide el impacto que tienen los alimentos sobre la glucemia después de ser ingeridos).

*Para los almuerzos en la oficina o si trabajo por la calle o en el auto, te dejamos algunas pautas prácticas:

-Podemos comenzar con una taza de caldo o sopa de vegetales light o jugo diet o agua saborizada diet, acompañadas de una proteína como un huevo, una porción de queso o carne (como una lata de atún o 5 kani  kama, pollo o unas fetas de peceto con ensalada de vegetales frescos). También podés agregar una cucharadita tamaño de té de aceite de oliva, maíz, girasol (nos ayudan a absorber las vitamina A,D,E,K).

*Si el tiempo es más corto, recomendamos tips de viandas rápidas:

-Un yogurt con una banana

-4 fetas de queso de maquina magro

Una ensalada de fruta con un yogurt

-Una ensalada completa con un huevo

-3 fetas de jamón cocido magro con una fruta

-Un yogurt con copos y una fruta

-Un licuado de fruta con una taza de leche

-Dos frutas

*La hidratación no puede dejarse  a un lado, el agua es esencial para que nuestro organismo funcione adecuadamente. Debemos incorporar 3 a 4 litros de liquido en forma de agua, infusión, caldo, jugos diet y aguas  saborizadas.

Controlar la cantidad de bebidas colas y café, ya que poseen cafeína que es un potente estimulante

Buscar sabores agradables de sabor neutro no estimulantes de la papila gustativa, para no favorecer las ganas de seguir comiendo. También evitar el alcohol.