El fondo de armario es aquello básico con lo que debemos contar en nuestro guardarropa, prendas clásicas que nos permitan hacer suficientes combinaciones, es decir aquellas totalmente “adaptables”.

Hiper-combinables que te salvan en cualquier ocasión. Las que pasan a través de los años y siempre están de moda. Poco recargadas, fáciles de usar y de líneas simples. Prendas de inversión.  Estas deben ser las características cuando nos referimos a nuestro fondo de armario. Vale destacar que los colores deben ser neutros, y tienen que poder adecuarse tanto a la noche como al día.

Para tener un fondo de armario perfecto, tomá apunte que IneditadaS te ayuda a lograrlo…

Insdispensables:

 Vestido negro: aquel llamado “little black dress” o “estilo jackie”,  de corte simple, corto hasta la rodilla. Este vestido nos salvará en más de una ocasión, ya que depende de con qué lo usemos, cambiará adaptándose al momento.

 

 

 

 

 

Jean: el jean es la prenda versátil por excelencia, para este caso, es preciso tener alguno de corte recto, y por sobre todas las cosas que nos siente cómodo.

Camisa blanca: debe ser muy sencilla, evitando en lo posible bordados o detalles llamativos. El corte preferible es aquél un poco entallado.

Pantalón negro: siempre útil ya que se puede lucir en cualquier momento.  Además  es fácil de usar porque es apto para millones de combinaciones en la parte de arriba.

Trench: es el abrigo con lazo que ha sabido imponerse a  lo largo del tiempo, acomodándose como un indispensable hoy en día en nuestro closet. Si bien el más característico es aquel impermeable de color beige, hoy vienen en todos los colores y texturas. La marca  Burberry reivindica este clásico año tras año.

Blazer: debe ser de corte recto. Vale acompañarlo con polleras, pantalones de vestir, jeans y hasta sobre algún vestido. Todo dependerá del plan, pero nos servirá en cualquier ocasión.

Zapato negro: también llamado zapato salón. Debe ser preferiblemente de taco medio. Sirve  tanto para un look  formal como informal,  se convertirá en tu mejor aliado.

Más allá de las últimas tendencias que van modificándose temporada tras temporada, es muy importante tener un “armario base”, luego el secreto sólo queda en la combinación.

Acordarte de no escatimar cuando se trata de prendas clásicas, ya que deben ser durables. Es importante por esto que sean de calidad.

Dato extra: Para facilitar la elección a la hora de vestirte, tu closet debe estar bien ordenado. Para esto tratá de acomodarlo por categoría (es decir según el tipo de prenda), y después separá todo por color.

Por Martina Garnero