No todas tenemos el mismo cuerpo, por eso hay mucha variedad de modelos pensados para cada mujer. Si a la hora de comprar no estás muy segura qué elegir, prestá atención a esta guía y este verano lucíte con el traje de baño que mejor te siente!.

Mucho busto

Algo fundamental a tener en cuenta en este caso, es elegir algún modelo con buen sostén, por ejemplo, breteles más bien gruesos que afirman y levantan. Elegí preferentemente escote V, evitando los triangulitos móviles y los strapless, ya que no aportan firmeza ni forma al busto. Optar por colores más bien lisos, nada de colores llamativos. Los estampados recargados no te favorecerán.

Caderas anchas

Lo mejor es que optes por un bikini cuya parte de abajo sea recta, sin lazos, ya que estos crean la sensación de volumen. Al igual que cuando tenés mucho busto, es preferible optar por la sencillez, utilizando colores oscuros y lisos.

Poco busto

Lo mejor para este caso es aquellos que son en forma de corazón, con arco y relleno. Si eliges tonos fuertes o estampas llamativas dará mayor sensación de volumen.  Asimismo los detalles como plisados o pliegues ayudan a dar esta sensación.

 

Caderas chicas

Usar la parte inferior con lasos dará un buen efecto para equilibrar el cuerpo. Los estampados y colores llamativos dan la apariencia de mayor volumen. Detalles como vuelitos  o pollerita son perfectos para este caso.

Con pancita

Si no te gustan los modelos de una sola pieza, optá por aquellos que la parte inferior posea  tiro alto para disimular lo que no nos favorece. Algo que está muy de moda es el trikini que tiende a favorecer este tipo de cuerpo. Siempre ante nada preferir  colores sobrios.


 

Por Martina Garnero

Comentarios

  1. Nancy dice:

    Buena información!. Para tenerlo en cuenta ahora que se viene el calor.